Formación en seguridad impartida por CEJN en MAN

Formación en seguridad impartida por CEJN en MAN

El 27 de abril de 2016 tuvo lugar un nuevo curso de formación en seguridad en la Academia de MAN PrimeServ en Busan, Corea, impartido por CEJN. El objetivo era aumentar los conocimientos sobre seguridad entre la gente que trabaja con enchufes rápidos y, sobre todo, en el campo de la hidráulica de altísima presión. El tema del curso: “Del sentido común a una seguridad basada en el conocimiento”.

Nueva formación en seguridad. La sala de descanso frente a la sala de conferencias está llena de actividad, de aroma a café y de animadas charlas esta mañana de abril a primera hora. Es el primer curso de formación en seguridad en la Academia de MAN PrimeServ centrada en los componentes de conexión rápida y la asistencia, unos 50 individuos, habla por sí misma: no queda ni una plaza vacante.

Safety training book

Kim Jin-Baek, director ejecutivo de CEJN Corea ha impartido cursos sobre seguridad en el centro de formación de CEJN desde hace muchos años. MAN, que hace décadas que es cliente de hidráulica de altísima presión de CEJN, ha participado en estos cursos de formación. Hoy han pedido a CEJN que vaya a su academia a educar a los clientes de MAN sobre seguridad y sobre qué acciones hay que llevar a cabo cuando se trata de componentes de conexión rápida.

La seguridad es primordial. Durante el día se tratan multitud de aspectos de la seguridad en distintas áreas, como los equipamientos de aire comprimido, de aire respirable y de altísima presión. Kim explica escenarios de riesgo y aconseja sobre cómo garantizar la seguridad en actividades como las que realizan los asistentes a diario. El tema principal del día es “del sentido común a una seguridad basada en el conocimiento”. Lo que significa que no basta con medidas de seguridad como cascos y gafas de protección. Hace falta una actitud adecuada, así como precauciones y saber cómo evitar los daños que pueden causar productos en mal estado o inadecuados.

 

Los participantes muestran un gran interés, ya que estos temas no suelen tratarse mucho en Corea actualmente. A muchos de ellos les hace abrir los ojos. El objetivo de CEJN es que la gente trabaje con la máxima seguridad y, a juzgar por la respuesta de los participantes, esta formación parece ser un paso muy adecuado y necesario en la buena dirección.

 

Comentarios de los participantes

Sean Oh, director general de BMT CO, Ltd, productor de enchufes, válvulas y accesorios de aire comprimido.
“Como productor de enchufes de aire comprimido he venido aquí por curiosidad. Tenía algunos conocimientos sobre los peligros de la hidráulica, ya que un colega mío sufrió un accidente con una bomba hidráulica de petróleo. Hasta hoy pensaba que el peligro solo estaba en la herramienta. Ahora sé que los enchufes también tienen que ser seguros y que la tecnología que hay detrás es complicada. Debo admitir que ahora me dan miedo mis propios productos. ¡Esta formación ha sido genial!”

 

Jung Jae Hwah, Sungsam HT, productor de bombas hidráulicas, componentes y cilindros para motores.
“Este es mi primer curso de formación en MAN y ya tenía ciertos conocimientos sobre los peligros de antemano. Aun así, no sabía que el aire comprimido fuera tan peligroso. Y considero necesario cambiar algunos componentes de nuestras instalaciones para mejorar la seguridad, tanto del aire comprimido como de la hidráulica de alta presión. Ya me habían hablado de CEJN antes de venir aquí y sé que son muy profesionales”.

Jin Kuk Lee, ingeniero coreano, productor de bombas hidráulicas.
“Antes de este curso de formación no me preocupaba en absoluto la seguridad. Pero he visto claro que estos productos pueden causar lesiones internas y no solo externas. Empezaré a ser más responsable en mi trabajo y a realizar comprobaciones y sustituciones regularmente. En Corea no tenemos una buena predisposición en cuanto a la seguridad, pero CEJN se cuida de los detalles como nadie”.

Dae-Ho Wo, de tuberías Sung-il, productor de tuberías de conexión entre el riel común y el inyector.
“¡No tenía ni idea de que la hidráulica de alta presión fuese tan peligrosa, y utilizamos productos a 2.000 bar! Creo que es urgente que este mensaje se extienda en mi empresa, sobre todo entre el equipo directivo para que lo entiendan y compren los productos adecuados. No sabía nada de CEJN antes de hoy, pero dan la impresión de ser muy serios y de estar muy orgullosos de sus productos. Estoy seguro de que si mejora la seguridad y la gente se conciencia aquí en Corea, tendremos más capacidad para influir en nuestros subcontratistas sobre esta cuestión”.