“TLX está al nivel de nuestras exigentes aplicaciones”

“TLX está al nivel de nuestras exigentes aplicaciones”

"Los acoplamientos TLX de CEJN pueden soportar el duro trabajo que les damos, que todo el mundo esté tranquilo.” Son palabras de Anders Nordlund, Director y Coordinador de Transportes de Rivners AB, Estocolmo. Las operaciones de Rivners incluyen excavadoras gigantescas, pero el TLX de CEJN no sólo ha implicado una solución sostenible para Rivners: ahora también tienen un caudal total en sus herramientas.

Rivners AB de Estocolmo tiene la mayor flota de maquinaria de demolición hecha a medida de Suecia. Lleva a cabo todo tipo de tareas de demolición, recogida de escombros y reciclaje y cuenta con unos 70 empleados. Sus encargos varían desde pequeños edificios hasta grandes estadios como el Råsunda Arena de Estocolmo, un trabajo de demolición que tardó 9 meses en terminarse. Y estamos hablando de grandes máquinas, algunas de ellas de 40 metros de altura con sus respectivos martillos, machacadoras, trituradoras y cizallas. Es con estas herramientas donde entra en juego el TLX de CEJN. CEJN colabora con Anders Nordlund, Director de Transportes y responsable de coordinar y garantizar la presencia del equipamiento adecuado para cada proyecto.

Durabilidad y caudal total. Rivners había tenido problemas con los acoplamientos de conexión rápida grandes y pesados de un competidor de CEJN y estaba buscando una solución. El muelle de acero se rompió, debido a la presión, y penetró en el sistema hidráulico, lo que conllevó retrasos y elevados costes de reparación de las máquinas. Hydroscand, un distribuidor de CEJN, recomendó a Rivners que utilizara el TLX de CEJN, más pequeño, más flexible y con una buena reputación en cuanto a su resistencia en maquinaria pesada. “Con una capacidad de 400 bar y una presión de ruptura de 1600 bar sonaba realmente prometedor,” dice Anders.

“CEJN también nos mostró diagramas, y era espectacular hasta qué punto podíamos aumentar el caudal con el TLX,” dice Anders. Sin un caudal total en las herramientas, éstas van más lentas. El aceite circula más lentamente y se calienta, lo que ralentiza aun más todo el proceso. El calor también perjudica a la eficacia de la hidráulica. ¿Se solucionaría realmente el problema con el TLX? 

 

“Con el TLX de CEJN tenemos un caudal total en nuestras herramientas con acoplamientos que no se rompen”
Anders Nordlund, Director y Coordinador de Transportes, RIVNERS

 

Tras un meticuloso período de pruebas, ambas partes podían confirmarlo definitivamente. CEJN ayudó a Rivners a solventar dos problemas en uno. “Obtuvimos productos duraderos a la vez que un caudal total en nuestros sistemas. De hecho, desde que cambiamos al TLX de CEJN no hemos tenido que parar ni una sola vez por un acoplamiento roto,” afirma Anders. Otra ventaja es el proceso de lavado, ya que el TLX es el único acoplamiento lavable, lo que ahorra mucho tiempo y dinero.

Una colaboración mutuamente beneficiosa. Desde el punto de vista de CEJN esta colaboración ha sido muy fructífera, ya que esta exigente aplicación ha demostrado ser una excelente experiencia que ha dado muchas respuestas para el proceso de desarrollo. “Hemos obtenido respuestas que no eran posibles sólo con el trabajo en el laboratorio,” dice Henric Karlsson, gerente de grandes cuentas en CEJN Norden AB. Si el TLX puede soportar la exigencia de Rivners significa que es bueno, ya que Rivners cambia de herramientas más a menudo que cualquier otro usuario y hace un uso intensivo de los productos. Es evidente que la colaboración ha funcionado muy bien y ha sido beneficiosa para ambas partes. “Por nuestra parte ha funcionado perfectamente, y si ha habido cualquier problema CEJN ha estado siempre allí para solucionarlo y apoyarnos,” concluye Anders.