Minimiza las costosas fugas de aire en los sistemas de aire comprimido

Minimiza las costosas fugas de aire en los sistemas de aire comprimido

¿Tiene fugas de aire comprimido? Es un buen momento para revisar tus enchufes rápidos para empezar a ahorrar energía.

Las fugas de aire son posibles en cualquier parte del sistema de aire comprimido, pero lo más probable es que se encuentren en o alrededor de las conexiones rápidas, conexiones roscadas, uniones, puntos de sellado, acoplamientos, juntas, mangueras, válvulas, soldaduras de mangueras, tubos, accesorios, secadores de aire, juntas de tubería, accesorios de desconexión rápida, FRL (filtro regulador lubricador), válvulas de  drenajes/condensación, válvulas y bridas.

La tasa de pérdida de aire es proporcional a la presión y los volúmenes de aire dentro del sistema con fugas y el tamaño de la fuga en la manguera o el accesorio. Según el Departamento de Energía de EE. UU., el coste de producir 1,000 pies cúbicos de aire comprimido a 100 PSI cuesta entre 18 y 32 centavos por pie. Lo que significa que un orificio de 1/16” en la manguera puede costar alrededor de $600 por año.

Además, las fugas de aire también hacen que el sistema de aire comprimido pierda presión, lo que reducirá el rendimiento de las herramientas neumáticas y otros equipos neumáticos. Esa inconsistencia en la presión del aire puede aumentar los tiempos de producción y afectar negativamente la calidad del producto final.

Cuando la presión del aire cae por debajo de los niveles óptimos de PSI para herramientas neumáticas y maquinaria neumática, la solución inmediata puede parecer tan simple como aumentar la presión en el compresor de aire. No se recomienda aumentar la presión en todo el sistema de aire comprimido para aumentar la presión de aire de una sola línea. El aumento de las presiones en el compresor requerirá que realice ciclos con mayor frecuencia, lo que generará costes eléctricos aún más altos y reducirá potencialmente la vida útil del compresor. El aumento de las presiones también podría conducir a un fallo prematuro de las tuberías y los accesorios neumáticos del sistema que, de otro modo, estarían intactos. Cuando las partes del sistema neumático comienzan a fallar, los gastos pueden acumularse en forma de mantenimiento y tiempo de inactividad/apagado de la línea.

Cuando los costes de energía alcanzan niveles críticos o los problemas de suministro de aire ya no se pueden ignorar, algunos fabricantes optan por contratar a una empresa externa para realizar una auditoría del sistema de suministro de aire comprimido. Estas empresas realizan cálculos utilizando tasas de flujo volumétrico (CFM), presión de funcionamiento (PSIG), sincronización del ciclo del compresor, presión atmosférica y cifras de factor de corrección. Usarán equipos como manómetros y detectores de fugas ultrasónicos. Al final, se le proporcionará al cliente una lista de deficiencias y recomendaciones para optimizar el sistema de aire comprimido.

Si está considerando una auditoría, primero verifique los últimos 10 metros de las líneas y conexiones de la manguera de aire. Esta parte de la línea de aire/tubería es la que más se usa y, por lo tanto, corre un mayor riesgo de sufrir daños debido al desgaste. Recuerde que la tasa de fuga de aire ideal es cero, y si escucha una fuga de aire, debe repararla lo más rápido posible. Los extremos de las líneas a menudo están equipados con enchufes de conexión rápida (desconexiones rápidas, accesorios de conexión a presión). Estos enchufes se conectan y desconectan innumerables veces, se arrastran por el taller y se dejan caer sobre pavimento duro. Si una conexión rápida tiene fugas, reemplácela siempre con una conexión rápida de la mejor calidad para reforzar la durabilidad de todo el sistema de aire comprimido.

Al revisar las líneas de aire para localizar fugas, el gran volumen de fugas de aire puede parecer abrumador para un departamento de mantenimiento que ya está trabajando arduamente para cumplir con sus requisitos de mantenimiento diario. No importa dónde se encuentre una fuga, o cuán pequeña y aparentemente intrascendente pueda parecer, esas fugas de aire le están costando dinero. Mantenerse al tanto de las fugas de aire no es fácil, pero mientras el aire comprimido sea un elemento básico en las industrias, la mejor práctica es seguir reparando las fugas de aire para mantener los sistemas funcionando de la manera más segura y eficiente posible.

 

Contenido Relacionado

Guía paso a paso: Cómo cambiar la junta en el enchufe hidráulico roscado TLX de CEJN

Guía paso a paso: Cómo cambiar la junta en el enchufe hidráulico roscado TLX de CEJN

Utilizar productos duraderos es una opción sostenible tanto para el bolsillo como para el planeta. En lugar de desechar un producto una vez que llega al final de su vida útil, ofrecemos una amplia...

Guía paso a paso: Cómo instalar el enchufe roscado TLX en implementos hidráulicos

Guía paso a paso: Cómo instalar el enchufe roscado TLX en implementos hidráulicos

En aplicaciones de maquinaria pesada, el fallo de los enchufes de conexión rápida a menudo proviene de picos de caudal elevados. Estos aumentos repentinos pueden provocar fallos en las juntas y daños a la máquina, lo que resulta en costosas fugas y tiempo de inactividad de la máquina. CEJN TLX es...

Optimización del aire comprimido: 5 tipos de fuga habituales en las redes de aire comprimido

Optimización del aire comprimido: 5 tipos de fuga habituales en las redes de aire comprimido

Las redes de aire comprimido se presentan como una fuente de energía versátil y eficiente que ha demostrado ser indispensable para muchas industrias. Su alto nivel de fiabilidad y una favorable...