Control térmico para una carga rápida, segura y eficiente de vehículos eléctricos

Control térmico para una carga rápida, segura y eficiente de vehículos eléctricos

El interés por los vehículos eléctricos de batería (VEB) va en aumento. Aun así, sigue resultando difícil disponer de estaciones de carga rápida mientras se circula por la carretera. Para reducir el tiempo de carga, la potencia de carga tiene que aumentar. En consecuencia, el calor aumentará significativamente. Para disipar eficientemente el calor y posibilitar una carga rápida, es necesario un control de la temperatura con refrigeración líquida.

En general, el agua y la electrónica no son una buena combinación, pero aumentar la producción eléctrica y la densidad de los circuitos en sistemas electrónicos ha requerido formas más modernas y efectivas de disipar el calor.

Actualmente existen básicamente dos retos en cuanto a la capacidad de carga rápida de los vehículos eléctricos. El primero, la disponibilidad de estaciones de carga en la carretera. Los vehículos eléctricos se cargan principalmente en casa o en el trabajo, pero fuera de estos ámbitos es mucho más difícil encontrar una estación de carga rápida. El segundo reto es la velocidad de carga.

Un cargador típico de corriente alterna de 22 kW proporciona suficiente carga en 120 minutos para proporcionar una autonomía adicional de 200 km al vehículo (según este artículo de Automotive Power). Para reducir el tiempo de carga para esta autonomía de 200 km a solo 16 minutos, se requiere una estación de corriente continua de 150 kW. A este nivel de potencia, y para evitar un calentamiento excesivo, hace falta un control térmico efectivo y mejorado ya que la temperatura puede aumentar a más de 270°C durante una carga rápida de 10 minutos, según un informe del Departamento de Energía de EE.UU.

La refrigeración líquida reduce el tiempo de carga

Tradicionalmente, la refrigeración por aire ha sido la solución preferida, pero con el rápido desarrollo, la refrigeración líquida se ha demostrado más efectiva ya que los sistemas de refrigeración por aire cargan más lentamente. La capacidad calorífica del agua es también 3.500 veces más eficiente que la del mismo volumen de aire, y hasta 10 veces más eficaz para disipar el calor de la fuente. Además, la refrigeración líquida permite trabajar con sistemas precargados, lo que facilita el mantenimiento, acelera cualquier sustitución necesaria, permite una instalación inicial rápida y acelera las mejoras.

La refrigeración líquida puede encontrarse en muchas áreas de aplicación, como por ejemplo en packs de baterías térmicas, inversores de vehículos, cables de carga para vehículos de motor eléctrico y electrónica de potencia de estaciones de carga.

Los enchufes de conexión rápida son un componente clave en los sistemas de refrigeración líquida

En un campo en que el tiempo de operación y la fiabilidad son las claves del éxito, utilizar componentes de alta calidad tiene una gran importancia. Junto al sobrecalentamiento, los derrames en un sistema electrónico son una preocupación común en caso de accidente. Utilizar enchufes rápidos, que son una parte clave de un sistema de refrigeración líquida, diseñados para una fiabilidad a largo plazo con un caudal alto y baja caída de presión, minimiza estos riesgos.

UltraFlow de CEJN, una serie de enchufes para líquido con un diseño caraplana, garantiza que no haya derrames, un caudal alto y baja caída de presión. Utilizar un enchufe antiderrame como ultraFLOW, diseñado para una conexión y desconexión limpias, alargará la vida de la maquinaria y reducirá los costes de operación.

 

 

Escrito por:

Mats Ahnheim
Responsable de Producto, Fluidos


 

Tres razones para elegir ultraFLOW CEJN:

  • Sin derrames garantizados, alto flujo y baja caída de presión
  • Prueba de fugas para garantizar la fiabilidad
  • Disponible en aluminio de recubrimiento duro de alta resistencia para hacerlos más ligeros o de acero inoxidable para ambientes corrosivos

Obtenga más sobre ultraFLOW y nuestras soluciones de control térmico>

Sabías...

  • ¿Que Oslo, Noruega, con una población de cinco millones de habitantes, es la ciudad con más propietarios de vehículos eléctricos, así como estaciones de carga fuera de China per cápita? Hay unos 230.000 vehículos eléctricos en el país.
  • ¿Que la carga al nivel 1, 120V, tarda de seis a diez horas, la carga al nivel 2, 204-240V, de una a tres horas, y la carga rápida de CC, 480V, solo 30 minutos?

Fuente: https://cities-today.com/fast-facts-electric-vehicle-charging/

Enchufes rápidos: un componente fundamental en los sistemas de control de temperatura.

Descarga la guía

Contenido Relacionado

Generic picture of excavator silhouettes

PON Equipment fabrica las excavadoras eléctricas más grandes del mundo, equipadas con CEJN ultraFLOW

Pon Equipment, distribuidor noruego de máquinas Caterpillar, está introduciendo excavadoras eléctricas de batería de servicio pesado de 12 y 25 toneladas en el mercado mundial. A este nivel de...

Los vehículos eléctricos de servicio pesado ​​requieren equipos de alto rendimiento para la gestión térmica de las baterías

Los vehículos eléctricos de servicio pesado ​​requieren equipos de alto rendimiento para la gestión térmica de las baterías

La conversión de los vehículos electricos dentro del sector de la automoción sigue aumentando, y no solo dentro del segmento de vehículos ligeros. Los vehículos industriales de servicio pesado también...

Componentes de alta calidad ante el aumento de la demanda de líquidos refrigerantes de ingeniería

Componentes de alta calidad ante el aumento de la demanda de líquidos refrigerantes de ingeniería

Con el rápido desarrollo de las aplicaciones electrónicas, se requieren soluciones de sistemas de refrigeración líquida más complejas y avanzadas. Además de los líquidos tradicionales de agua y glicol, se introducen en el mercado nuevos fluidos asociados que exigen más componentes de calidad. Los...