Ahorre energía optimizando el sistema de aire comprimido

Ahorre energía optimizando el sistema de aire comprimido

 

El coste del aire comprimido es alto. Podemos ahorrar muchísima energía optimizando los sistemas existentes de aire comprimido. Ahorrar energía es crucial, tanto por el bien del medio ambiente como también por motivos económicos.

Controlar las fugas es la manera más rápida de ahorrar energía y el retorno de esta inversión suele producirse a los 3-6 meses.

A menudo, las fugas in situ rondan sobre el 20-30% del consumo total de energía. Las abrazaderas de las mangueras suelen ser un punto débil. Un agujero de un milímetro cuesta alrededor de 800 euros al año. Cuando hay fugas, el compresor tiene que dar más potencia para suministrar el aire suficiente a las herramientas, y es ahí cuando usted empieza a perder dinero.

Una vez sustituidas las mangueras ineficaces y eliminadas las abrazaderas que pierden, el paso siguiente en el proceso de optimización es poner el producto adecuado en el lugar adecuado. Unas herramientas y componentes optimizados con la menor caída de presión posible pondrán menos tensión en el compresor.

Lea más sobre optimización del aire comprimido descargando nuestra guía gratuita.

Guía para Optimizar la Eficiencia de su Sistema de Aire Comprimido

Descargar la guía