TLX – el acoplamiento hidráulico super-duty

https://youtu.be/x1-Fsi9AiYk

El motivo más común de fallo de los acoplamientos autoroscantes en aplicaciones para tareas duras son los picos de caudal altos. Por ejemplo, cuando se utiliza una trituradora de hormigón, esta acumula una presión alta justo antes de perforar el hormigón y se produce un pico extremo de caudal en el momento de perforar. Este pico puede ser muy superior al caudal habitual de la máquina y es una causa frecuente de fallo de los acoplamientos. La solución hasta ahora ha sido utilizar acoplamientos demasiado voluminosos que resultan mucho más caros. La nueva solución es la serie de acoplamientos hidráulicos TLX de CEJN.