Aplicación de cascada de aire respirable

El sulfuro de hidrógeno es un gas que puede representar uno de los peligros más letales en la industria del gas y del petróleo. En caso de fuga, el número de víctimas puede ser considerable. De ahí la necesidad de regulaciones estrictas y mejoras continuadas. En dosis elevadas, el gas, también conocido como H2S, puede hacer que una persona pierda la conciencia en cuestión de pocos segundos.

En caso de un escape de H2S, los operarios se pondrán sus equipos de respiración con tubos de oxígeno individuales. Pero, si la fuga persiste, pueden conectarse a un sistema en cascada para ahorrar oxígeno. Para hacerlo, pueden desconectar rápida y fácilmente los acoplamientos de aire respirable de CEJN del tubo individual y conectarse inmediatamente al sistema de cascada. La conexión está al 100% libre de intrusiones. El sistema en cascada también sirve como punto de encuentro donde puede congregarse todo el equipo para asegurar que no falte nadie.